Definiendo al hombre y contando anécdotas

Tras oír que Platón definía al hombre como «Un animal de dos patas sin plumas», el filósofo Diógenes le envió a su academia un gallo desplumado comentando: – Aquí está el hombre de Platón.
Platón tuvo que añadir a su definición: «…con uñas anchas y planas».

Las anécdotas alrededor de Diógenes son muchas. Una de ellas cuenta que, ya casi al final de su vida, una persona lo abordó sobre el hecho de que caminara tanto. «Ahora que read more