Caribe

 

La palabra «caribe» originalmente tuvo un significado infamante (algo parecido a lo que ocurrió con la palabra bárbaro). De hecho, caníbal deriva de caribe (cariba). Pero hoy me interesa algo más subjetivo: lo que la palabra evoca en nosotros.

A mí me encanta esta palabra, me hace pensar, no sólo en un mar con todos los azules imaginables, playas paradisíacas y vegetación exhuberante, sino en otros términos como: punto de confluencia, de encuentro, resonancia, enlaces; zona vital y convulsa; región sobrenatural; mezcla de culturas, herencias históricas, nacionalidades, lenguas, costumbres, modos de vivir, de amar, y hasta de morir; sincretismo religioso; identidad mestiza; visión de lo maravilloso; imaginario que funde belleza y horror; patrimonio cultural; crónicas; mitos mezclados de esclavos e indígenas; curanderos y brujos; supersticiones; hábitat preferido de García Márquez; literatura de la negritud; exilio; espíritu peculiar; música potente, trascendente; crisol; ritmo; enigmático; onírico; exótico; calidez…

¿Qué evoca en ti?

Deja un comentario